jueves, 8 de agosto de 2013

Una pequeña y rara historia inspirada por mi.

Hace unos años en una pobre casa nació un niño de familia humilde, aquel día le pusieron de nombre Jared; era el único hijo de aquella familia. Pasaron siete años y Jared iba descubriendo los problemas que le tocaba vivir a el y su familia, su mirada inocente no entendía la distancia en que sus padres se encontraban. 
Pero fue una mañana en que Jared tuvo un sueño el cual Dios le dijo que nunca lo abandonaría. 
De cierto pasaron unos años y conoció a dos persona de aspectos sencillos como él, quería estar con ellos uno se llamaba Roberto y el otro José y se hicieron amigos; muy buenos amigos. De aquel día no podían estar solos y los tres hacían juntos las cosas, con esa razón se criaron hasta adolescentes en donde todo cambio. 
Pasando los años ninguno era tan pobre como antes, José vivía en una casa grande y tenia semejantes cosas para enseñar, Jared le gustaba cantar y tocar su guitarra y Roberto vivía en compañía de sus tíos. 
Un día los mejores amigos decidieron juntarse en casa de José, rondaba la edad de los catorce años y los líos en que se metían eran pocos. 
Hablando ellos José les habla de un objeto que solamente el podía tener no muy grande pero si muy maravilloso. Era del tamaño de una regla de treinta centímetros, tenía tres  compartimientos y tres botaderos. El chiste funcionaba así; cada uno pedía un deseo y luego ponía su mano en un compartimiento, cada uno utilizaba uno, en eso después de eso el objeto botaba unas bolitas de chocolate cubiertas de papel fino para ellos, luego las desenvolvían y se las comían,  el olor era grato y el sabor irresistible así que deciden hacerlo de nuevo, piden un deseo y ponen cada uno su mano y nuevamente les bota las tres bolitas de chocolate encantado. El paladar era delicioso algo tenia el chocolate que hacia delirar y pedir mas, nuevamente hacen lo mismo y cada uno pide su deseo y postran su mano en el coso y nuevamente les bota las tres bolitas envueltas de papel fino; Jared come la suya luego Roberto hace lo mismo para ultimo Jose habre la de el pero en esta ocasión no encontró nada, estaba vacía no había chocolate dentro, se preguntaban el y los demás el porque no llego nada dentro ahí. Fue en ese mismo instante en que Jose empieza a convulcionar y muere también Roberto muere en ese mismo instante quedando solamente vivo Jared. 
No comprendo de donde salió tal objeto que no tenia nombre ni como hizo José para conseguirlo, tampoco comprendo porque esa cosa botaba bolas pequeñas de chocolate y solamente funcionaba así, como las hacia, porque las hacía, que es lo que quería no lo se solamente se que es un misterio. 
Luego de ver sus amigos muertos Jared sale corriendo de la casa de Jose llorando y temiendo que a el también le pase lo mismo, llega hasta su casa y temblando decide acostarse y arroparse de pies a cabeza. Recordaba  tantas cosas de el y sus amigos, las cosas que hacían juntos, los momentos que pasaban juntos mas aún cuando eran niños, el nadar juntos, jugar juntos, salir juntos, estar juntos eran las una y mil cosas que recordaba, no obstante también recuerda el sueño que una ves Dios le dijo que jamás lo abandonaría y entendió que tal vez esa fue la razón de no haber muerto fue así que se pudo calmar un poco y dormir. 
Pasando ya las cosas un día regresando Jared de algún lugar encuentra a Roberto parado en la puerta de su casa, al verlo se asombra mucho y no podía creer lo que veía - Amigo estas vivo - No por mucho tiempo (respondía con una voz apagada) - Donde está José  - Muy lejos de aquí donde no lo puedes ver - Por favor espera un momento aquí voy adentro y vuelvo enseguida. Entra corriendo a su casa y busca una nota de una canción que él había escrito para sus amigos, luego sale y ve que Roberto seguía ahí parado y le dice - Ten dale esto a José por favor. Roberto lo mira fríamente a Jared y le rompe lo que le había entregado, al instante desaparece. 
La nota decía lo siguiente:  
Oh amigo tu que tan lejos te encuentras 
regresa a tu lugar. 
Oh amigos regresen y volvamos a soñar. 
Tenemos muchos años por vivir 
confiemos en que podemos vivir  
Oh amigos nos hace falta creer 
no perdamos la esperanza  
y volvamos a nacer.  
Dios esta contigo y no te dejara 
solamente cree y volvamos a cantar. 

Después de ver lo que había pasado Jared creía se estaba volviendo loco por la perdida de sus amigos pero todo era real. 
Pasaron los años y olvida todo, él se dedicaba a la música, un día se sentía cansado y decide dormir por un rato cuando escucha tocar su puerta diciendo: Jared Jared abrenos la puerta Jared Jared abre la puerta no quería levantarse pero reconoce las voses y creía eran sus viejos amigos, fue así que se levanta y abre la puerta pero no eran sus amigos si no sus padres que lo abrazan y le piden perdón por dejarlo solo sin tomarle importacia pues Jared era apenas un niño y sus padres que se iban a separar ahora están mas juntos abrazándolo a el. 
Jared luego esta en la realidad y descubre que todo había sido un sueño que se asemeja mucho a su vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...