jueves, 3 de abril de 2014

Pequeño ser.

Desde muy pequeño lo abandonaron
Fueron malos con él
Nadie lo quería, ni sus padres
Todos lo ignoraban se reían
Siempre lloraba acompañado del frio y la noche.
No tenía nada que podía perder
Si se moría a nadie le importaba
Sólo estaba él, sólo junto a él.
Su pequeño corazón era débil al sufrimiento.
No sabía que alguien siempre lo vía y también lloraba.
Todos eran iguales, quería ser igual a ellos.
Comer o beber para no morir, hacer daño para vivir.
Sólo estaba él, sólo junto a él.
Su mente hablaba de eso.
Otra noche dormido en las afueras del viento.
Llegaron hacia él y lo golpearon.
Solamente gritaba y no podía defenderse.
Todos eran malos.
Sólo estaba él, sólo junto a él.
Sólo estaba él, sólo junto a él.
Salió de ahí caminando lejos de esas personas,
Sus lágrimas y su corazón ya no resistían. Se moría.
Esa noche pudo ver el cielo que se acercaba, y no sentía miedo.
Desaparecieron sus últimos temores.
Los rayos no le hacían nada.
Vino alguien y lo cubrió.
Valiente desde pequeño no se dejo morir.
Te estoy buscando desde hace tiempo donde has estado?
Un viejo le preguntó, tratando de hacerle caso le respondió.
Llegó a un lugar diferente, comenzó ser diferente.
Empezó ser más alegre y no paraba de sonreír.
Si hubiera caminado mas antes no hubiera sufrido demasiado pero Dios nunca lo dejó.
Sólo estaba él, solo Dios junto a él.
Sólo estaba él, solo Dios junto a él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...