miércoles, 14 de mayo de 2014

Intentalo de nuevo.

Nunca y además de todo, las fuerzas siempre estuvieron cerca; no lo supimos usar.
Estuvieron tan cerca de tumbarnos.
Tapar el sol con un dedo,
siendo tan pequeño lo llevamos en nuestros sueños.
Los arboles no mueren o nosotros no los vemos morir,
así y muy pequeño no me puedo comparar.
Verdad tengo una idea y nadie me la puede quitar.
Así como nací no sabiendo nada sentía como todo estaba bien,
escondiendo la mirada a las doce sucedía tan despacio, otra vez no podía ver nada.

Nunca tomé fuerzas cuando abría mis ojos, me sentía muy débil
y eso no lo supimos entender.
Solo caían las lágrimas de la derrota, otra vez estaba perdido camino sin vuelta atrás.
Tapar el sol con un dedo,
puede ser tan fácil para un pequeño pero la alegría lo cambia,
todo va cambiando, no derrumbe su sueño.
Si muero esta vez, pediré estar lejos no sabiendo nada,
me sentaré a la deriva.
Y me llevarán los arboles con sus ramas oh… oh… 
Lejos desapareceré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...