sábado, 26 de julio de 2014

Desaparecer en el día.

Había dormido en su lecho de amor
metiéndome hasta el corazón de su alma,
mi noche de siglo sin poder ver los rayos del alba.
Anda por las afueras del río murmuran voces extrañas.
Tenía planeado hacerle su castillo de piedras blancas
porque su belleza me alocaba y es que dicen que
cuando los sueños se juntan la ven esconderse en la nieve.
Anda por las afueras del río murmuran voces extrañas.
Creo en sus labios que mi muerte pertenece a aquella mujer
jugarme en su afligida sombra es lo que quiero, pero...
Se fue cuando salió el sol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...