domingo, 6 de julio de 2014

Reflejos.


Las calles de Paraguay en un sitio sin sombra caminaba por los bosques pálidos y secos mirando como caía la neblina, yo estaba muy alto en el otro lugar de la tierra un mundo diferente se notaba.
Puntos de rayos luz viajan y los perseguía pero no los encontraba porque el viento se los llevaba.


Tienes que seguir como el águila, mirar desde arriba.
Continuaba en mi viaje misterioso por el atlántico de Sudamérica en un momento todo se tiño con el polvo que caía del cielo, en una parte a media noche las calles se transformaron en aire y el friolento congelaba mis manos.
Puntos de rayos luz viajan y los perseguía pero no los encontraba porque el viento se los llevaba.

Noche clara como el día ven tómame y hazme como tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...