domingo, 17 de agosto de 2014

Extravagante.

Y esta vez volvió a hablarle, a los que se quedaron dormidos reclamando un juramento, y estando descansando se levantaron, uno detrás de uno; sin sentir nada, y estando de pie sólo hacían caso al que los llamaba. Perdidos en la sombra, vagaban rumbo al horizonte porque el amor los quería, el alma se dejó ver por cada luz que formaban sus pasos y el amor volaba dando una sonrisa al infinito cielo.
Aún los ecos enamorados de las dos personas que parecían extraer fuego de la tierra, clamaron a sus voces aumentando el sonido en cada oído, guardando unas palabras; el amor perdura por siempre.
Y ya teniendo esas palabras en los celos de su corazón, se recostaron y cayendo desde el cielo despertaron dando un beso al que le había hablado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...