domingo, 4 de diciembre de 2016

Ascender a tu interior

Dibujare una estrella en tus ojos para que nunca dejen de brillar 
Nos toco nacer en estos tiempos donde los humanos dejaron de existir
Pero tu me dices que aún se puede vivir y te creo
Ya no sé quien vive de mi
Pero te veo y veo lo que tengo y comienzo a matar todo que me destruye.

No somos malos
Sólo queremos a nuestros hermanos.

Somos más fuertes de lo que creemos y si lloramos es porque no estamos hechos de fierro.
Las semanas y los meses que no acaban. Saber esperar o estar esperanzado.
 
Hoy me pediste una flor cuando dormías. 
Te escuche decirlo
Los bosques están teñidos de sangre
Y mi esperanza solo son palos de leña así que te hice una corona 
Ramas trensadas que  encajan en tu cabellera
Ya no sé que hacer
De todas formas tu rostro es perfecto y lucho por aquello que te anima.
Hemos perdido la razón de nuestra cabeza
Pero seguimos, nuestro instinto nos grita que sigamos y esa es nuestra razón ahora.

¿Donde están las personas buenas?
¿Escondidas igual que vosotros?
No somos malos.

Es en estos tiempos donde sirven las historias de cada uno
como pastilla para un enfermo.
¿Por quien luchas? Te pregunto
Por el futuro, por todos nosotros 
Por los buenos, por los que aún creen
Por los nuevos que vendrán y
Aunque exista mucho golpe al viento el amor nos mantiene aún de pie.

Después de muchas guerras de ganar esta es mi última noche 
Y sólo quiero que estés conmigo en mis últimos minutos.
Perdón por no haberte conseguido una flor pero sembré una y cuando el nuevo mundo comience de nuevo la veras florecer y la regarás hasta que Dios se la lleve.
Te agradezco por haberme traído paz en un mundo de guerra.
Dile a los que vendrán que lo malo se termina siempre y lo bueno renace todos los días en su matinal.
No llores que las estrellas resbalaran del cristal de tus ojos.

Hemos olvidado nuestra bondad 
El hombre no es malo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...